En este momento estás viendo Envase biodegradable, el futuro ya está aquí

Envase biodegradable, el futuro ya está aquí

Hoy en día, la innovación en el envase biodegradable hace posible sustituir, en muchos casos, los plásticos y otros materiales de alto impacto ambiental por otros más sostenibles. Se calcula que el 40% de nuestra basura es materia orgánica, mientras que el plástico supone cerca del 14%. Si ambos se pudiesen compostar, más de la mitad de nuestros residuos se convertiría en abono para la tierra. Está claro cual debe ser el objetivo de los laboratorios y centros de investigación de todo el mundo.

Los polímeros sintéticos han sido durante mucho tiempo la base de los materiales de embalaje. Sin embargo, debido a su naturaleza no biodegradable, la confianza en ellos ha generado serios problemas ecológicos.

El tiempo promedio que algunos de estos materiales tardan en degradarse es una grave amenaza para el planeta:

  • Una bolsa de plástico: 15 años.
  • Un contenedor de torta plástico: 25 años.
  • Vasos de plástico espumado: 50 años.
  • Botellas de plástico para bebidas: 450 años.

Aunque, cuando se tratan temas relacionados con el medioambiente, es más complejo de lo que parece; en los próximos 10 años, el envase biodegradable será la base principal de la industria. Cada vez hay más empresas de packaging que se dedican a fabricar este tipo de envases, ya que los consumidores demandan más responsabilidad ecológica.

Un mejor futuro con el envase biodegradable

Acciones concretas como la utilización de envases con una menor presencia de plástico van a permitir una mejor convivencia del ser humano con el planeta. A las nuevas generaciones les atañe esta tarea especialmente, ya que con un mayor acceso a la información pueden tener un mejor criterio para discernir entre estos envases. Es decir, entre los que marcan la diferencia a través de la sostenibilidad, envase biodegradable, o aquellos envases que solo sirven una vez y no ayudan al entorno. Es por eso que un diseño responsable y materiales biodegradables o reciclables forman parte de esta creciente ola de conciencia medioambiental.

Pros y contras de los envases biodegradables

Envase biodegradable | Blog Coverpan

El envase biodegradable cuenta con muchas ventajas y alguna que otra desventaja. Entre las ventajas:

  • Ayudan a preservar el medio ambiente.
  • No liberan agentes tóxicos.
  • Son ideales para la conservación de alimentos.
  • Se degradan rápidamente por la interacción de los microorganismos.
  • Se crean a partir de materias primas renovables. Son reciclables y se les puedes dar una segunda vida
  • Son reciclables y se les puedes dar una segunda vida.
  • Las empresas que fomentan su uso son valoradas positivamente por los consumidores.

Sin embargo, el envase biodegradable también tiene algunos contras:

  • Aún no existe una red de recogida de envases biodegradables específica.
  • Es complicado distinguir a ojo de un envase convencional.
  • Actualmente es costoso adaptar todos los procesos de reciclado mecánico.

El futuro ya está aquí

En el área de envases y embalajes existen numerosas oportunidades de negocio con gran innovación desde el punto de vista científico e industrial. Es frecuente encontrar barquetas termoformadas o envases tipo flow-pack, para contener fruta y verduras, obtenidos a partir de fuentes renovables como almidón, ácido poliláctico o celulosa.

En el caso de las bolsas para compostaje de residuos o en la agricultura y la horticultura también se ha avanzado muchísimo. En definitiva, aplicaciones que van más allá de la sustitución de las bolsas de plástico convencionales por un envase biodegradable.

En Coverpan creemos firmemente en el desarrollo sostenible y fabricamos soluciones biodegradables y compostables para el envasado de todo tipo de productos.