Europa 2030, una nueva normalidad para los envases

Europa 2030, una nueva normalidad para los envases

La nueva perspectiva planteada a raíz de la Covid-19 aumenta el consumo de envases flexibles

La llegada del coronavirus ha cambiado nuestros hábitos de consumo, entre otros muchos aspectos. Los consumidores hemos aumentado nuestro volumen de compra durante la primera fase de la Covid19 y posteriormente, según varios estudios de mercado, hemos empezado a ser más selectivos con la elección de los alimentos que compramos en los supermercados, hipermercados o tiendas de alimentación.

Y ahí es donde los envases juegan un papel fundamental, por un lado ayudando a que los productos perecederos tengan una mayor vida útil y se reduzca el desperdicio alimentario, y por otro, contribuyendo el cuidado del Medio Ambiente con el empleo de envases más sostenibles.

Problemática ambiental

La situación actual de pandemia ha reforzado la necesidad de cuidar el planeta, ya que hemos podido comprobar cómo el parón de la actividad ha generado un impacto positivo sobre nuestro entorno natural.

La problemática ambiental que genera una mala gestión de los envases así como las dificultades en los sistemas de reciclado de envases flexibles multicapa suponen un problema global en el que los diferentes sectores implicados hemos de trabajar en la misma dirección, desde los proveedores de materias primas hasta el consumidor final.

El reciclaje de residuos municipales en España se situaba en el 35% en 2018, según los últimos datos presentados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En 2019, el dato de reciclaje estimado por Eurostat para España fue 34,7%, una décima por debajo del dato reportado para 2018, con lo que se ha consolidado una tendencia a la baja. 

Agenda Europa 2030 y sus objetivos por la sostenibilidad

El sector de los envases de plástico ya comenzó a sufrir su particular momento de dificultad cuando la UE estableció en el año 2018 que para el año 2030 todos los envases plásticos comercializados en territorio comunitario deberán ser reutilizables, compostables o reciclables.

El Ministerio para la transición ecológica marca una serie de hitos clave a desarrollar durante los próximos años que nos ayudarán a conseguir los 17 ODS u objetivos de la Unión Europea en materia de sostenibilidad.

Enero de 2021

Adiós a las bolsas de plástico de un solo uso. Las bolsas de camiseta deberá ser de al menos 50µ y con más de un 70% de material reciclado

Julio de 2021

Prohibidos los bastoncillos de algodón, la cubertería y platos de plástico, las pajitas o palitos para sujetar globos así como los recipientes y vasos de poliestireno expandido o envases de plástico oxodegradable

Enero 2023

Desde el 1 de Enero los recipientes de comida para llevar y los vasos o tapas deberán cobrarse al consumidor. Además, todos los Ayuntamientos deberán contar con un sistema de recogida separado de residuos biológicos.

2025

Reciclado de envases plásticos de al menos un 50%. Se deberá conseguir separar al menos un 77% de las botellas de plástico del mercado y se ofrecerá agua de grifo gratis en bares y restaurantes

2026

Se tendrá que reducir un 50% la comercialización de recipientes de comida para llevar, con respecto a 2022; y en 2030, esa reducción debe ser del 70%, también con respecto a 2022.

2030

La Agenda 2030 estable como objetivo que el 100% de los envases plásticos deberán ser reutilizables, reciclables o compostables

La alternativa sostenible real

Nuestra propuesta PackInGreen® plantea la sustitución de aquellos envases no reciclables por nuevas soluciones sostenibles de origen vegetal que al fin de su ciclo de vida, se reintroducen en la naturaleza a través de abono natural.

La sostenibilidad en los sistemas de envasado es una necesidad global, y forma parte de la nueva normalidad a la que hemos de adaptarnos, porque la salud de nuestro planeta lo merece.

Barrita energética envasada con material biodegradable